sábado, 18 de febrero de 2012

NOVECENTO

En 1976, Bertolucci se permitió una "pequeña licencia" en la trama de su conocida película "Novecento": Desde la huida de las autoridades fascistas, hasta la llegada de las nuevas autoridades democráticas de Italia, hubo un paréntesis, unas horas al menos, en las que el poder estuvo en manos de los comités populares de las aldeas, unas horas de comunismo.

Ese poder se utilizó para juzgar al patrón, echándole toda la culpa de las injusticias del sistema, incluyendo su complicidad con el fascismo, para terminar condenándolo a muerte de una forma puramente "simbólica". Un final falso y artero, porque ese juicio al sistema capitalista jamás se produjo, además, en los casos de venganza contra personas comprometidas con el fascismo, la condena a muerte no se quedó simplemente en lo simbólico. 




En Italia se dió un curioso fenómeno, la propia izquierda se dividió en cuanto a este tema. Bertolucci, por su parte, dijo que lo interpretaba como una proyección hacia el futuro, y no como una historia del pasado. Pero el criterio que prevaleció fue el de Berlinguer -secretario general del PCI- quien proclamó:  Cuando los hijos y nietos de mis camaradas les pregunten por la lucha obrera del siglo XX, les podrán enseñar "Novecento".

Personalmente me acerco más a la postura del autor porque, actualmente, desde la memoria colectiva, llega hasta nuestros días el rancio aroma del novecentismo, pero amenazando con destruir nuestra auténtica realidad. No observamos la lucha obrera de una época para aprender del pasado, sino para vernos reflejados en ese pasado. Un grave error, interesadamente inducido.

Desde sus dogmas, desde sus púlpitos -hoy- unos curiosos personajilloss intentan capitalizar el descontento de un país -de cuyo desguaze fueron corresponsables - con el aparente y engañoso objetivo de una lucha obrera, un nuevo juicio al capitalismo del cual, ellos son -no obstante- los máximos exponentes.

Esto, también es "Memoria Histórica".

















José Ricardo Martínez, secretario general de UGT de Madrid: Ex trabajador. Empresa, RENFE. Lleva la friolera de 20 años sin aparecer por su puesto de trabajo, no obstante, percibe el sueldo íntegro a cargo de la empresa de origen. Dice no saber lo que cobra, después afirma que 2.300 euros mensuales y que las dietas van a parar al Sindicato. Después se descubre que cobra 181.000 euros al año en concepto de consejero de Bankia y Corporación Cibeles...

Martínez acusa a Esperanza Aguirre de la filtración, como si el sufrido pueblo, que es el que -al fin y a la postre- paga su soldada, no tuviera derecho a conocer en qué y cómo se gasta hasta el último euro producido con su sudor, con su esfuerzo de cada día. Martínez, martillo de herejes y defensor acérrimo de la enseñanza pública, debe algo más que eso a los contribuyentes. Martínez está obligado a explicar como paga, con 2300 euros, los colegios privados de sus hijos y su casa de a más de 3000 euros el metro cuadrado y su chalet en la Vila (Villajoyosa)...

Sí hombre, sí.... Porque como bien dijo Toxo -al ser recriminado por preparar la última huelga desde un hotel de lujo en las Madeira- "el hace con su dinero lo que le da la gana". Y nosotros deseamos saber que hacen ustedes con el nuestro, faltaría más...








Los nuevos "Àtila", feos, chulos y brabucones.... Una especie de administradores de esta gran finca parcelada que es España y que, ante la pasividad de los que la dirigieron, medraron y camparon por sus respetos haciendo de su capa un sayo, hasta que les llegó la mala suerte y vieron en peligro su pequeño y mezquino mundo de mariscadas, cruceros, fúrcias y bravatas. Por ese único motivo se revuelven, como perros rabiosos, clamando por la aquiescencia y colaboración campesina. Tarde, porque los campesinos han visto sufrir y pasar hambre a sus hijos mientras los Àtila y sus fofas "Regina" se dedicaban, obscenamente,  a copular y a ponerse "como gorrinos" en la misma mesa del amo.

Estos miserables "Àtila" que, ahora,  se aprestan a ponerse de nuevo el disfraz y confundirse con el campesinado -malherido el amo- con la esperanza de no caer asesinados por colaboracionistas.

Todo un visionario, el tal Bertolucci. Hasta el final, espero.



.

32 comentarios:

  1. Yo también, ¡hasta el final!.

    Ahora, Atila era una persona refinada, culta y moral en comparación con estos canallas. Y además era valiente, cosa que ellos no son. En resumidas cuentas, puestos a escoger, me quedo con Atila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los nuevos Àtila actúan en manada Tann..., como los perros. Pero puestos a que ellos quieren retrotraernos a un escenario falso, ellos serían, dentro de ese escenario, los perfectos ejecutores.

      Deberían acabar arrastrados por los pelos, como mínimo.

      Eliminar
  2. Para mí son unos explotadores con mucho lucro del resentimiento y la envidia nacionales. Este país siempre ha funcionado alrededor de esos dos sentimientos viles y siempre pretenden envilecer a los demás.

    Me ha gustado tu discurso de hoy. Muy reflexivo y real.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La envidia tiene en todo esto un papel conductor. En el fondo, ellos no desean ser como los obreros sino como los patronos, practicamente lo han conseguido y ahora a camuflarse de nuevo, para intentar pasar por sufridos currantes.

      Me alegro de que te haya gustado.

      Eliminar
  3. Lo malo es que siempre hasta ahora les ha dado buenos resultados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tanto, en la última pseudohuelga fracasaron estrepitosamente, ahora echarán hasta la última gota porque perder una huelga contra el PP les daría la puntilla.

      Eliminar
  4. Recuerdo vagamente la película Novecento, una pelicula dura, reflejando hechos de principios de siglo, los comunistas de la época gentes humildes y sin cultura, que se movían por impulsos contra los patronos.
    Lo que ocurre hoy no se parece en nada, ha cambiado mucho el panorama una parte importante de los que dirigen la izquierda y los sindicatos son los nuevos ricos, además ya no se llaman comunistas. Los trabajadores de hoy ya no son analfabetos, ven la situación y no les secundan en las huelgas, por eso no se atreven a convocarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una película con la mano muy cargada, yo la he visto en CD y supongo que no es lo mismo, está bien ambientada pero los estereotipos son algo exagerados, igual era lo que intentaba el director. Lo que es evidente es que ese ambiente no es el actual aunque se empeñen en poner a los empresarios de hoy como patronos de aquella época, sobre todo a la pequeña y mediana empresa que es la que hay que salvar.

      Están tanteando...

      Eliminar
  5. Mañana manifestarán, una vez más, su burla a los más de cinco millones de parados. Sacarán sus pancartas con consignas que hace lustros perdieron su significado, y se harán acompañar de bombos, trompetas y tambores, como suelen, para dar aire de charanga al desprecio que sienten por la clase obrera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que a 50 euros por cabeza Tio Chinto.

      Sacarán banderolas, pañuelitos, globitos y pancartitas y esos millonarios privilegiados se disfrazarán, de nuevo, rojeras sindicalistas, para intentar engañar al personal.

      Eliminar
  6. Todas las ideologías colectivizadoras, socialismo, comunismo, fascismo, nacionalismo o nacional socialismo, recurren a las emociones primitivas de la gente, mediante el uso de expresiones buenistas que suenan bien.

    La izquierda en España se ha quedado anclada en los tiempos de principio del siglo XX. Arruinan al país y después alientan a esas masas arruinadas contra supuestos enemigos escabullendo la propia responsabilidad de la izquierda en el desaguisado.

    De hecho, basta que un país vote mayormente a la izquierda, para que vaya a la quiebra. Porque para empezar, el dinero y la gente que sabe hacer cosas, pone pies en polvorosa. Y después está la propia incompetencia de los partidos de izquierda, que viven en el mundo fantástico de sus mantras ilusorios y guerracivilistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo, pero peña como ese Martínez no se creen ni lo que dicen, lo que ocurre es que así les va muy bien y no les importa que el resto del país se arruine.

      Si un partido se declarase fascista no sería legal, no entiendo como podemos considerar legal al socialismo o comunismo cuando atentan contra el mismo corazón de la democracia.

      Eliminar
  7. Me parece que vamos todos del mismo palo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, de bastos y a por los jetas estos..

      Eliminar
  8. Oír hablar de nuestros sindicatos y ponérseme la piel de ave, es todo uno.
    BN, Candela

    ResponderEliminar
  9. Vaya sueldazo que gana el menda lerenda.Nada menos que 181.000 Eurazos al año.Digo yo que le llegara para inflarse de langostinos.un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso, sin tener ni p. idea de banca ¿a que es la pera?

      Eliminar
  10. Estos son más bien como Atila el de los Hunos, en realidad como él y su caballo del que decía la leyenda que por donde pisaba no volvía a crecer la hierba. Así lo han dejado todo y quieren que siga, como un erial, yermo indefinidamente y, mientras, ellos llenándose los bolsillos y con esas ínfulas de nuevo rico que asquean hasta la náusea.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo gracioso María es que aún hay bobos que pican en las consignas de estos descamisaos de opereta. Ningún país se puede permitir a tanto zángano, eso está claro.

      Eliminar
  11. Me quedo con lo del caballo de Atila que dice María, por donde pasan estos hipócritas enriquecidos con nuestros sudor, no crece ni una brizna de hierba en varios siglos.
    Estos dos sindicatos que manejan mas de cien sociedades de todo tipo son los que quieren levantar a una nación, hoy tocada en su linea de flotación económica, intentando culpabilizar de ocho años de mala gestión y latrocinio socialista, a un gobierno que apenas lleva dos meses en el mando y que se ha encontrado con un marrón de lo mas oscuro.
    Estupendo el artículo Candela, me a encantado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para lograrlo, intentar llevar a la gente al huerto con consignas naftalinosas y pasadas de moda.

      Ocho años mirando al tendido mientras se perdían millones de puestos de trabajo. Y esto, tan evidente, intentan obviarlo. Gracias CASAS.

      Eliminar
  12. Se han quedado en una visión obsoleta del mundo como si viviéramos en tiempos de Oliver Twist y Mr Scrooge, pero no sólo ellos, hay un sector por ahí en el otro extremo que ya ya...ahí queda el escrito del señor de Pravda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oliver Twist es Yoggy jajaja....

      El de Pravda es que es un místico.

      Eliminar
  13. La degradación de la clase sindical española, de esa UGT y CCOO que calza "Rolex" en la muñeca y trinca 181.000 € de vellón, es proporcional a la mutación consitente en transitar de aquello de "a las barricadas", para terminar en algo más prosaico -acorde con el trinque y la mamandurria- como es "a las mariscadas" y a los cinco tenedores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya rifi esta mañana con el poteras Valladares Natalia. Se ha picado mucho con lo del marisco jaja!!

      Eliminar
  14. Al fin y al cabo de algo hay que vivir. si además tienes la inmensa suerte de ser el jerifalte de un sindicato (asociación privada) vinculada a pun partío politicástrico apañó, pues miel sobre hojuelas. Me encantan dos cosas de esos tarados que, al menos a mí, no me representan porque a partir de ahora por su parte me darán por el culo y por parte de la patronal también. Una es cuando se les hincha la vena despotricando contra el capital con Lolex, Alcoste y Luis Botón y por otro la grandísima cantidad de imbéciles (porque no se les puede llamar de otro modo a los que se siguen mamando las mentiras de esos impresentables), que los jalean y acompañan.

    Todo un compedio de penosidades que de todas maneras nos va a pasar factura de una u otra manera.

    Un saludazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nos representan, pero nos pasan la canastita todos los meses.

      Deben regular el derecho a Huelga cuanto antes. Que paguen ellos los cristales, cerraduras, desperfectos y lesiones ocasionadas..en dinero y por mí en carcel si es preciso, que ya está bien.

      Eliminar
  15. ¡Ah!, menos mal!!!! sin letritas, jeje


    Lo de las 'licencias' con historia y acontecimientos debería estar penalizado, que luego pasa lo que no deja de pasar.


    No sé cómo ha ido hoy lo de "a las mariscadas", luego me entero (a medias por la tele y masmejor por internet)

    Saludos Candela y cía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué letritas?

      Lo de las mariscadas es un "feliz encuentro" que ha tenido, esta mañana, Natalia con el bobo Llamazares jeje...

      Eliminar
    2. No Candela, es que proliferan por la red unas 'letritas a copiar' para comentar con las que yo no puedo.
      Aquí no, 'graciasadios'

      Eliminar