viernes, 18 de mayo de 2012

PARA RELAJARSE UN POQUITO

Un breve descanso y una sonrisa para este fin de semana.




Y mi agradecimiento por estos regalos a Rosa. Siento no manejar aún el photoshop para poder elaborar un premio propio, pero todo se andará ;).




Premios del blog: La bruja feliz

Reitero todo mi agradecimiento a la simpática dueña del blog y dedico los premios a todos los amigos y seguidores. Y, cómo no, respondo a las preguntas sobre las cinco cosas que más me gustan y disgustan de la vida.

Me gusta:
Mi familia y mis amigos.
Mi trabajo.
La sinceridad aunque duela.
Los animales.
Viajar, el campo y el mar.


Me disgusta:
La hipocresía.
La estupidez y la prepotencia.
La gente maleducada que pisa el rabo a los gatos, escupe en las aceras y saludan con un gruñido...
Los sabelotodos que siempre van de sobrados por la vida
La enfermedad y la muerte


Si alguien se atreve a coger "el testigo", ya tarda.

Feliz fin de semana a todos.


.

18 comentarios:

  1. En general, lo que te disgusta es lo que disgusta a todas personas sensatas y educadas. Por desgracia, no me parece que sean mayoría.

    ResponderEliminar
  2. Saliendo un poco (bastante9 de la entrada (que buena admiradora te ha salido) .... El Ciceron ese que citas en el encabezamiento... ¿No podemos contratarle como ministro de la cosa de las haciendas? Yo creo que con ponerle un poco al día (en dos tardes lo hacemos) haría bastante mejor papel que estos y los anteriores todos juntos......

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena premiadisima. Esta bien eso de que siendo medica te disguste la enfermedad y la muerte. A tú colega... por decir algo la Cabra Montesina le pasa al revés.
    ¡Oye! ese Cicerón era un poco facha y franquista no????, jajajaj. Vamos por ese camino, cuanto mas lo comparo, más puntos de encuentro le veo (Al imperio Romano).
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Candela! ¡Qué guapísima y risueña la niña rubita! me gustan millones de cosas: la vida, una sonrisa, las estrellas y las puestas de sol en el mar, el altruismo y la bondad, la caridad para con los necesitados, el amor y el fin de las hostilidades... detesto la hambruna en el mundo, la codicia sin límites caiga quien caiga, la mentira y la hipocresía, que medio mundo despilfarre recursos en cosas baladí mientras la otra mitad del globo terráqueo no tiene ni agua potable. Detesto que millones de niños puedan jugar con toneladas de juguetes carísimos para olvidarlos a los 2 minutos mientras otros millones de niños mueren de hambre entre moscardones y miseria. Buen fin de semana para todo el mundo.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por tus muchos premios, merecidos que diría el Isra respecto a sí mismo, y por tu liberalismo y equilibrio en el mundo bloguero.

    Suscribo tus preferencia, como Zorrete, y lo que te disgusta también, pero se te ha olvidado un añadido : al disgustarte la muerte te refieres a la propia porque con las de tus paciente disfrutas un montón.

    Me suena el Ciceron ese como un ministro del ilustrado Carlos III, y que está más actual que todos los economistas actuales incluídos De Guindos y otros charlatanes que pululan por los países. Es curioso que desde la época republicana romana ( poco antes de nuestra Era cristiana) no haya habido pensadores con el sentido común de aquellos optimates. Respecto a tu amigo Marco Tulio (Cicerón) debo de decirte que a pesar de su brillantez mental y oral, era un rácano de mucho cuidado y muy envidioso, siempre intrigando contra alguien en el Senado. Cayo Julio Cesar lo calló comprándolo con oro.

    ResponderEliminar
  6. Muchas felicidades por los premios, Candela.
    Un trabajo como el tuyo no puede pasar sin la merecida recompensa.

    Un abrazo y que pases una excelente jornada de descanso (y fin de semana).

    ResponderEliminar
  7. Nos hace falta como el comer que está el patio como la aldea de los galos famosos, sólo nos falta atizarnos con el pescado...

    Merecidísimo todo, enhorabuena maja.

    ResponderEliminar
  8. Lo malo es que lo que te disgusta es lo que hace la mayoria.
    http://lapoliticadegeppetto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Lo que te gusta y te disgusta a ti, es lo que gusta y disgusta a toda persona sensata.

    Refiriéndome a la cita de Cicerón, la historia se repite constantemente. Quitas el nombre de del famoso orador romano y parece que está dando instrucciones actualmente para recuperarnos económicamente y salir de esta crisis.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hablando de sinceridad, hace mucho que no recojo un premio y no participo en una cadena, simplemente ya no me apetece desvelar cosas sobre mí para recoger un galardón, ya lo hago en mi blog aunque metafóricamente. Estoy muuuy de acuerdo con todas las cosas que no te gustan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. NORAGÜENA PAISANA. QUE DESCANSES Y TE SIGAN PREMIANDO.
    Un Beso.
    Un Brindis
    y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
  12. Muchas felicidades por tan merecidos premios,Pues su blog es como aire fresco al abrirlo.un calido saludo,

    ResponderEliminar
  13. A ver cuando los premios son en metálico y nos dan unos buenos miles de euros, porque si no no tiene merito esto.
    A mi lo que mas irrita en estos momentos es que no me hablen con sinceridad y que hagan callar a todos eso canallas que han destrozado mi España y encima están ahora dando lecciones.
    Sinvergüenzas, ¿lecciones de que" de haber dejado el suelo patrio hecho añicos.
    Un beso amiga mia.

    ResponderEliminar
  14. Ha quedado genial la entrada , los premios y las respuestas !! te los mereces todos !!1 besoss

    ResponderEliminar
  15. Gracias y en especial a tí, Rosa. Luego me llevo uno de ellos al lateral del blog.

    Besos a todos.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Candela:
    Creo que la cita de Cicerón debería ser jaculatoria obligada para todos los políticos, incluso la gente menor.
    ¡Qué foto bonita la de la niña, irradiando alegría y felicidad!
    Un cordial saludo,Xésús.

    ResponderEliminar
  17. Siempre son lo mejor de todo.

    Bienvenido Xesús, un saludo.

    ResponderEliminar